Brasil acusó a Odebrecht por sobornos a Emilio Lozoya cuando era coordinador de campaña de Peña Nieto





Emilio Lozoya y Enrique Peña Nieto (Foto: Cuartoscuro)
Emilio Lozoya y Enrique Peña Nieto (Foto: Cuartoscuro)

Una investigación del Congreso de Brasil asegura que el dinero que Odebrecht transfirió a Emilio Lozoya en 2012, durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, procedía de su filial petroquímica Braskem, que en aquellos días construía la planta Etileno XXI en Veracruz, indica la investigación publicada por Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI).

“Según las investigaciones, Odebrecht pagó un soborno al exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), el Sr. Emilio Lozoya, entonces coordinador internacional de la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, justo en el momento en que Odebrecht estaba participando en la construcción del complejo petroquímico en ese país (en referencia a Etileno XXI). Las transferencias fueron realizadas por Braskem, una subsidiaria petroquímica de Odebrecht”, dice textual el informe final de una investigación legislativa que en diciembre de 2019 fue entregado al Supremo Tribunal Federal de Brasil.

(Gráfico MCCI)
(Gráfico MCCI)

El reporte fue elaborado por una Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) del Congreso, que se encargó de fiscalizar los créditos otorgados por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES).

En el documento, de 395 páginas, se menciona que el gobierno brasileño otorgó una línea de crédito de 700 millones de dólares para la construcción de Etileno XXI, que es descrito como “el complejo petroquímico más grande y moderno de América”, y al menos 90 millones de dólares fueron aportados por BNDES, según consta en el contrato firmado el 19 de diciembre de 2012.

“El complejo fue construido en su totalidad por Odebrecht y tiene la capacidad de producir 1 millón de toneladas por año de polietileno, una materia prima para las industrias de construcción, consumo, automotriz y agrícola”, refiere el informe de la investigación legislativa.

Emilio Lozoya caso Odebrecht (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae)
El ex director de Pemex, Emilio Lozoya, enfrenta su primera audiencia por el caso Odebrecht (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae)

El informe final de la comisión del Congreso refiere que se encontraron indicios de posibles actos de corrupción en las operaciones de BNDES entre 2003 y 2015 para financiar proyectos de empresas brasileñas en el extranjero, entre ellas Odebrecht y su filial Braskem.

En el caso de México, el documento sólo hace mención al financiamiento del BNDES a la obra de Etileno XXI, pero no aporta más detalles de los presuntos actos de corrupción.

En octubre de 2017, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) publicó una planilla de pagos de Braskem en la que aparecían tres transferencias por 1.5 millones de dólares realizadas entre mayo y junio de 2012 a Latin America Asia Capital, una empresa offshore ligada a Emilio Lozoya. El documento forma parte de las pruebas judiciales del caso Odebrecht en Brasil; en particular, son parte de los anexos de la llamada “Lista Fachin”, de políticos brasileños que fueron procesados por el juez Edson Fachin.

En respuesta a lo publicado por MCCI, los inversionistas de Etileno XXI cuestionaron la autenticidad del documento y negaron que Braskem haya realizado esas transferencias.

La empresa rechaza actos ilegales

Etileno XXI es una inversión conjunta de la empresa brasileña Braskem -que tiene el 60% de las acciones- y el grupo industrial Idesa de México.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) solicitó a Braskem-Idesa una entrevista con sus directivos para conocer su opinión sobre la investigación del Congreso brasileño, y en respuesta a esta petición enviaron un escrito en el que deslindaron al proyecto petroquímico de cualquier acto ilegal.

El escrito menciona que para el desarrollo de su proyecto, Braskem Idesa obtuvo créditos de los principales bancos de desarrollo del mundo y la región, entre los que se encuentran el Banco Mundial-IFC, Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Nafin y Bancomext de México, BNDES de Brasil, SACE de Italia y EDC de Canadá.

“Todos los recursos de esos bancos fueron utilizados integralmente en el proyecto y fueron auditados exhaustivamente al largo de la obra por un pool de asesores de esos bancos, asesores legales, técnicos, de seguro y ambientales así como de asesores legales y contables de la empresa. Braskem-Idesa desconoce y basado en el proceso comentado en el párrafo anterior, rechaza cualquier alegación de uso indebido o ilegal de cualquier recurso de los bancos financiadores en el proyecto Etileno XXI”, subraya la respuesta escrita.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *