Científica china exige disculpa a Trump por acusar a laboratorio





(Bloomberg) — Una científica china conocida como la “mujer murciélago” nuevamente negó las afirmaciones de que el nuevo coronavirus está relacionado con el laboratorio de Wuhan donde trabaja y arremetió contra Donald Trump, diciendo que el presidente de Estados Unidos le debe una disculpa a su país.

Shi Zhengli, subdirectora del Instituto de Virología de Wuhan, dijo en una entrevista publicada en la revista Science que ella y sus colegas encontraron el virus en diciembre del año pasado, cuando surgieron los primeros informes de la enfermedad en la ciudad. Señaló que el laboratorio no había visto ni estudiado el virus antes de eso.

“La afirmación del presidente Trump de que el SARS-CoV-2 se filtró de nuestro instituto contradice totalmente los hechos”, dijo Shi en el artículo publicado el 24 de julio. “Pone en peligro y afecta nuestro trabajo académico y nuestra vida personal. Nos debe una disculpa”.

El asunto sobre el origen del coronavirus se ha convertido en un tema cada vez más politizado a medida que las relaciones entre EE.UU. y China se deterioran. Trump, quien se ha referido en reiteradas oportunidades al covid-19 como el “virus de China”, y el secretario de Estado de EE.UU., Michael Pompeo, han sugerido un vínculo entre el laboratorio de Wuhan y el brote, aunque nunca se han presentado pruebas públicamente.

La Organización Mundial de la Salud enviará un equipo de investigadores a China para estudiar los orígenes animales del virus.

Si bien Shi, quien es reconocida por su trabajo sobre el coronavirus en murciélagos, ha descartado previamente cualquier vínculo entre el virus y el laboratorio, sus comentarios en la entrevista proporcionaron la refutación más detallada hasta el momento:

  • El Instituto de Virología de Wuhan ha identificado cientos de virus en murciélagos, pero nunca nada parecido al SARS-CoV-2, señaló Shi.
  • Se han planteado interrogantes sobre un posible vínculo con el RaTG13, un virus de murciélagos similar al SARS-CoV-2. Shi dijo que el laboratorio no cultivó ese virus de murciélagos, lo que hace improbable un accidente.
  • Shi sostuvo que las diferencias en las secuencias de ambos virus sugieren que divergieron de un ancestro común hace 20 a 70 años.
  • La secuenciación genómica parcial que realizó Shi en 2016 de un coronavirus al que llamó 4991 llevó a sospechar que se trataba del SARS-CoV-2. Pero Shi señaló que el 4991 es en realidad el virus RaTG13: el 4991 fue bautizado por el murciélago, y se cambió a RaTG13 después de que se secuenciara todo el virus.
  • El laboratorio de Wuhan está sujeto a inspecciones, y pruebas de anticuerpos no han mostrado contagios entre el personal. Shi dijo que nunca se le ha ordenado al laboratorio destruir ninguna muestra después de que surgió el patógeno.
  • Sostuvo que el coronavirus probablemente se originó en murciélagos y se traspasó a los humanos directamente o a través de un huésped intermediario.
  • El laboratorio encontró fragmentos de ARN del virus en varios lugares del mercado de mariscos de Wuhan, pero no en carne congelada de animales. Shi dijo que años de monitoreo en la provincia de Hubei no han revelado coronavirus de murciélagos cercanos al SARS-CoV-2, lo que le hace creer que el traspaso de animales a humanos ocurrió en otro lugar.

Nota Original:China’s ‘Bat Woman’ Rebukes Trump, Denies Virus Link to Lab

©2020 Bloomberg L.P.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *