Cómo es el satélite más avanzado de Argentina que pronto se lanzará al espacio





El más avanzado satélite argentino, SAOCOM, se prepara para llegar al espacio (Infografía Marcelo Regalado)
El más avanzado satélite argentino, SAOCOM, se prepara para llegar al espacio (Infografía Marcelo Regalado)

La expectativa es enorme, crece a cada minuto. Falta muy poco para que un proyecto que comenzó a gestarse hace 18 años se haga realidad, cuando el nuevo satélite argentino SAOCOM 1B sea lanzado al espacio desde el Centro Espacial Kennedy en Florida, Estados Unidos.

La primera fecha programada de despegue a bordo del poderoso cohete Falcon 9 de SpaceX fue la del 30 de marzo, que debió ser suspendida por la pandemia de COVID-19 que irrumpió en el mundo y paralizó la actividad espacial, entren muchas otras. Después, la fecha tentativa de hoy debió ser reprogramada para atender los detalles necesarios del lanzamiento, como pruebas en los distintos dispositivos de seguridad en el cohete lanzador, sistemas, controles técnicos y también atender las cuestiones meteorológicas.

SAOCOM 1B
En el proyecto SAOCOM participaron 900 profesionales argentinos (Conae)

Pero más allá de la espera, que esta altura se puede definir en horas, es importante destacar las prestaciones del flamante satélite construido en Argentina, país que ocupa un selecto lugar en el mundo con potencial para construir este tipo de aparatos de observación terrestre o los de comunicaciones, como el Arsat 1 y 2 que orbitan la Tierra. O el Arsat 3, que está en fase de construcción en estos momentos.

Este satélite y el SAOCOM 1A, lanzado en octubre de 2018, conforman la Misión SAOCOM (Satélite Argentino de Observación con Microondas) para la producción agrícola ya que permitirá medir la humedad de los suelos y alertará sobre potenciales inundaciones, entre otros servicios. Fueron desarrollados y fabricados en el país en el marco del Plan Espacial Nacional por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), junto con la empresa INVAP, contratista principal del proyecto, la firma pública VENG, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Laboratorio GEMA de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP), entre otras 80 empresas de tecnología e instituciones del sistema científico tecnológico del país. Además contó con la colaboración de la Agencia Espacial Italiana (ASI).

SAOCOM 1B
En las instalaciones de INVAP, en San Carlos de Bariloche, el satélite fue construido (Conae)

Raúl Kulichevsky, director ejecutivo y Técnico de la Conae que encabeza de la misión argentina de 18 especialistas que arribaron hace dos semanas a Cabo Cañaveral para ultimar los detalles del lanzamiento, habló con Infobae sobre la importancia de la misión Saocom.

Con el lanzamiento del SAOCOM 1B, la Argentina completará la Misión SAOCOM, pensada para ofrecer soluciones a problemáticas locales que hasta hoy no pueden ser satisfechas con información de otros satélites. Además, con esta misión satelital nacional, el país se posiciona en un selecto grupo de países capaces de desarrollar la tecnología radar para uso espacial”, destacó el director de la CONAE, apuntando al desarrollo de las antenas radar que poseen los satélites SAOCOM, compuestas por siete paneles con una superficie total de 35 m² y un peso de 1,5 tonelada. Se trata de un instrumento activo que trabaja en la porción de las microondas en banda L del espectro electromagnético. Estas características hacen que los satélites SAOCOM sean especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas.

(Infobae)

Cualitativamente estamos en un selecto grupo de países que puede desarrollar satélites de radar y en otro grupo aún más selecto que cuenta satélites con instrumentos de radar en banda L”, dijo Kulichevsky, y explicó que este instrumento diferencia a los satélites SAOCOM respecto de otros que utilizan imágenes ópticas necesitan de luz para captar imágenes.”El desarrollo de la tecnología radar permite observar la tierra 24 horas los siete días de la semana, ya sea de día o de noche o haya nubes, lo que le da mucha potencialidad a su uso, porque por cada vez que hacés una captación satelital, inmediatamente tenés datos y una imagen. Esta tecnología, que es más compleja que la óptica, implicó un gran desafío para la Argentin, porque al no contar con antecedentes en el país, tuvimos que empezar prácticamente de cero”, enfatizó el experto.

Todo esto hace que tengamos un satélite que puede satisfacer necesidades propias del país. Están pensados para nosotros, lo cual hace a una diferencia cualitativa muy significativa respecto de otros satélites”, dijo, y tomó como ejemplo el trabajo conjunto que la CONAE realizó con el INTA para poner a disposición de los productores agropecuarios un conjunto de aplicaciones que podrían mejorar sus decisiones de manejo sobre los cultivos. Del mismo modo mencionó las acciones que se llevaron a cabo con otros organismos como el Instituto Nacional del Agua y los sectores especializados en gestión de emergencias y salud.

Saocom - Conae
Los 18 expertos argentinos en Cabo Cañaveral, Estados Unidos, alistando los detalles del lanzamiento (Conae)

Y agregó: “Somos el primer lanzamiento internacional o no estadounidense para SpaceX. Fue todo un desafío lograr esta fecha cercana a la de marzo en plena pandemia. Además, no fue fácil rearmar todo el equipo de argentinos que trabajan para esta misión. Algunos no pudieron viajar y otros tuvieron y tienen complicaciones familiares en Argentina a raíz del coronavirus. Quiero destacar el apoyo de todas las familias de quienes trabajamos en esta importante misión satelital para el país. Lo estamos logrando por el compromiso para que el Saocom esté en órbita, y por el apoyo familiar que tenemos. El acompañamiento es fundamental para el éxito de esta misión”.

Gabriel Absi, gerente del Área Espacial de INVAP, explicó a Infobae los últimos detalles de la construcción y el testeo que se llevó adelante en los laboratorios de Invap en San Carlos de Bariloche. “Una vez construido, en las facilidades de CEATSA de Invap, se probó con éxito el sistema de pliegue y despliegue de la antena radar, el principal instrumento de observación del satélite argentino de 35 metros cuadrados”, explicó el ingeniero.

SAOCOM 1B
Más de 80 empresas e instituciones educativas participaron del proyecto que introduce un valor agregado científico muy importante al país (Conae)

Y agregó: “Así, por última vez se verificó en tierra el correcto funcionamiento tanto de la plataforma de servicios fabricada por INVAP, como de las cajas/dispositivos de apertura y los mecanismos y tramos articulados y eléctricos de la Antena radar de tipo SAR (Radar de Apertura Sintética), cuya estructura fue fabricada por CNEA (que también aportó los paneles solares), las mantas térmicas responsabilidad del laboratorio GEMA de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP); y manufacturada completamente por VENG y CONAE en el Laboratorio de Integración y Ensayos del Centro Espacial Teófilo Tabanera en Córdoba, Argentina”.

Tecnología innovadora de punta

La Misión SAOCOM lleva al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra, que representa una importante mejora en las capacidades de observación respecto de los sensores ópticos usuales. Se trata de un instrumento activo que consiste en un Radar de Apertura Sintética (SAR, por sus siglas en inglés de Synthetic Aperture Radar), que trabaja en la porción de las microondas en banda L del espectro electromagnético.

El Saocom 1A y el 1B son satélites de órbita baja para la observación terrestre con fines científicos
El Saocom 1A y el 1B son satélites de órbita baja para la observación terrestre con fines científicos

Los satélites SAOCOM fueron especialmente diseñados para detectar la humedad del suelo y obtener información de la superficie terrestre en cualquier condición meteorológica u hora del día. Esto es posible porque las microondas del radar son capaces de atravesar las nubes y “ver” aunque esté nublado, tanto de día como de noche. Estas características hacen que los SAOCOM sean especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas.

El aparato de 3 toneladas de peso y fabricado íntegramente en el país, servirá para generar sistemas de alerta temprana de inundaciones elaborar mapas de riesgo de enfermedades de los cultivos, vigilancia del mar argentino frente a la pesca ilegal, y también para dar soporte a la gestión de emergencias ambientales, como detección de derrames de hidrocarburos en el mar y seguimiento de la cobertura de agua durante inundaciones, entre otras aplicaciones.

SAOCOM 1B
Ensamble de la antena del SAOCOM 1B en Córdoba (Conae) (Vallorani Lucas/)

Mediante un convenio de colaboración entre el INTA y la CONAE, la información brindada por la Misión SAOCOM sobre humedad de suelo ayudará a que los productores sepan cuál es el mejor momento para la siembra, fertilización y riego, en cultivos como soja, maíz, trigo y girasol.

También brindará soporte en relación al uso de productos químicos para el control de enfermedades en cultivos, en particular para la fusariosis en el trigo. Un aporte no menor para el sector agropecuario lo constituye el pronóstico de inundaciones, actividad a la que también contribuye la misión SAOCOM desarrollada en el marco de la cooperación entre el Instituto Nacional del Agua (INA) y la CONAE.

Características técnicas del Saocom
Características técnicas del Saocom

Un sistema de observación único

Con los satélites de observación SAOCOM1-A y 1-B, Argentina completará el Sistema Ítalo-Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), formado por convenio entre la CONAE y la Agencia Espacial Italiana (ASI), que ya posee 4 satélites de radar en banda X en órbita.

La constelación de satélites argentinos e italianos cuando estén en el espacio (Infografía Marcelo Regalado)
La constelación de satélites argentinos e italianos cuando estén en el espacio (Infografía Marcelo Regalado)

Los 6 satélites (2 Saocom y 4 italianos) se encontrarán ubicados en órbitas polares a la misma altura, en distintos planos orbitales, de tal manera que el conjunto funcione como un instrumento con un enorme ancho de visión sobre la tierra. Esto permitirá un monitoreo en tiempo casi real, ya que se obtendrá actualización de la información cada 12 horas, especialmente necesario para el monitoreo y seguimiento de la evolución de catástrofes.

Una nueva etapa de observaciones y prestaciones satelitales para el país y para otras naciones está a punto de comenzar cuando el SAOCOM 1B despegue y se posicione en su órbita. Un sueño alcanzado que pone en relevancia la capacidad científica argentina.

SEGUÍ LEYENDO:

Saocom: el satélite argentino que solo Japón logró construir y que la NASA quiere, en órbita desde hoy

“Por el coronavirus debimos sortear muchos problemas para el lanzamiento del nuevo satélite argentino”

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *