El endurecimiento de la negociación entre el Gobierno y los acreedores no alteró a los inversores





El torniquete se ajusta con más fuerza sobre el final. Esto sucedió siempre en las negociaciones de la deuda externa. Las cartas más fuertes se juegan sobre el final del plazo donde cada parte quiere sacar la mayor ventaja que pueda de las necesidades del otro. Si bien la Argentina es vulnerable a un default, los fondos de inversión si van a juicio por no acordar por una diferencia de 3 dólares, quedarán mal parados frente a los inversores que les confiaron el manejo de sus dólares.

Un fondo no tiene vida propia, sino que se conforma con los aportes de inversores institucionales (fondos de pensión, compañías de seguros) y ahorristas individuales, entre otros.

“Son fuegos artificiales”, dijo un operador que está acostumbrado a estas operaciones de regateo antes de cerrar el acuerdo. Por eso, el acuse de recibo de los bonos de la deuda fue ínfimo. Nadie duda que la Argentina saldrá del default y que cada uno juega con la tensión del oponente. Ni la Argentina está tan firme en no mejorar su oferta, ni los acreedores en rechazar lo que se les propuso. El buen final de la deuda es irreversible. Los que aprovechan estos baches son los compradores de los bonos que retroceden ante el primer malentendido. Si las posiciones fueran irreductibles, el mercado estaría en llamas.

Rava
Fuente: Rava Online.

De hecho, los bonos en dólares con legislación argentina, que están atados al resultado de la negociación de la deuda, tuvieron una buena rueda. El Bonar 2020 subió 0,26% y el Bonar 2024, 1,43%. Los títulos largos con ley extranjera que, en buena parte, manejan los fondos rebeldes, tuvieron leves retrocesos más que nada porque son los que más subieron y están cerca de su techo de paridad. El Discount perdió 0,46% y el Par, 3,39% pero este título no tiene alta ponderación en la confección del riesgo país que aumentó 34 unidades (1,5%) a 2.253 puntos básicos. Esta suba del riesgo se debió más que nada al aumento del valor de los títulos del Tesoro de Estados Unidos. Por caso, el emitido a 10 años, ante la suba de su cotización, redujo su rendimiento a 0,58%.

El dólar se movió en el mismo rango de prudencia. Los alternativos, que abrieron en baja, tuvieron leves alzas. El dólar Bolsa aumentó 18 centavos a $115,86 y el contado con liquidación 50 centavos a $118,48. El “blue” o dólar libre cayó $1 a $135, después de haber tocado un piso de $132. En esta plaza se ve más oferta por las necesidades de fin de mes, ya que es un mercado de inversores chicos y medianos. Las grandes manos no están aquí. De todas maneras, si creyeran que no hay arreglo con los acreedores, este dólar sería el primero en volar.

En bancos y casas de cambio la suba fue casi inexistente. Aumentó 10 centavos a $76,10 y elevó el dólar solidario a $98,80. El dólar mayorista retomó su ritmo diario de alzas de 6 centavos a $72,14 en un mercado con escasos negocios por USD 271 millones porque pasó la temporada alta de liquidación de exportaciones del agro.

Las reservas subieron 22 millones a USD 43.385 millones impulsados por el oro que avanzó 0,26% a USD 1.949 por onza. La caída del euro y las principales monedas del mundo frente al dólar (-0,10%) impidieron que las reservas mostraran mejores números.

La Bolsa tuvo una toma de ganancias que provocó una caída del S&P Merval de 1,04%. Pero el monto de negocios de $ 3.200 millones, que es 60% más elevado de lo que se negociaba la semana pasada, indica que cada acción ofrecida consiguió al instante un comprador por eso el retroceso fue solo un respiro después de varias ruedas de alza. La Bolsa mantiene su fuerza. Entre los ganadores se destacó Comercial del Plata ( 5,43%), Mirgor ( 3,62%) y BYMA ( 3,13%). La caída más importante fue la de Transportadora Gas del Sur (-4,18%) que devolvió lo que había ganado la rueda anterior y que había llamado la atención por el monto de negocios que concentró. BBVA (-3,60%) y Transportadora Gas del Norte (-3,35%) la escoltaron.

Los ADR’s argentinos -certificados de tenencia de acciones que cotizan en Wall Street- tampoco tuvieron una buena rueda. Las más afectadas fueron las empresas de energía. Transportadora Gas del Sur perdió 5,88% y Central Puerto, 5,12%.

Rava

Para hoy se aguarda la licitación de 5 bonos en pesos con diferentes características y de plazo más largo de los que vencen a fin de mes. El monto a licitar es de $86.000 millones, son insuficientes para cubrir los vencimientos de algo más de $90.000 millones que se acumulan entre el viernes y la próxima semana.

De todas maneras, hay buenos augurios para esta licitación. El martes la empresa Newsan de productos electrónicos y electrodomésticos, colocó Obligaciones Negociables por $ 1.083 millones que vencen en enero próximo por los que pagará la tasa Badlar privada, la que pagan los bancos a los clientes que hacen plazos fijos a 30 días por más de $ 1 millón, más 5% nominal anual. La Badlar en este momento está en 29,37% anual. Lo destacado de la colocación fue que las ofertas fueron una vez y media más elevadas de lo que quería tomar la compañía. Pesos no faltan en el mercado.

Para la rueda de hoy, se espera que se mantenga la cautela porque se acerca fin de mes y algunos compradores, en particular las empresas, se convierten en vendedores para pagar sus obligaciones.

Seguí leyendo:

Luego de la carta de los fondos, Guzmán ratificó la oferta y reiteró que el país ya hizo un gran esfuerzo

Más del 40% de las pymes industriales cree que la cuarentena se levantará totalmente recién el año que viene

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *