El Salvador enfrenta un proceso ante CIDH por la desaparición de los niños en guerra





Vista general de la rueda de prensa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. EFE/Alberto Valdés/Archivo
Vista general de la rueda de prensa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. EFE/Alberto Valdés/Archivo
(EFEI0658/)

San Salvador, 7 jul (EFE).- El Estado de El Salvador enfrenta un nuevo proceso por la desaparición forzada de cinco niños en el marco de la guerra civil (1980-1992) ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), según informó a Efe este martes el director de la organización Pro-Búsqueda, Eduardo García.
Se trata de una denuncia presentada en 2012 por la desaparición de cinco hermanos de la misma familia de apellido Rivas y que, según documentos a los que Efe tuvo acceso, su admisión fue informada a la Cancillería salvadoreña el 21 de mayo pasado.
“Una vez que la CIDH admite la denuncia le da un plazo al Estado salvadoreño de cuatro meses para que se siente con los demandantes, con los familiares de las víctimas, a tratar de no llegar a un juicio, sino arreglar por la vía diplomática”, dijo García, quien indicó que “no” cree que eso “vaya a suceder”.
Explicó que su organización, como parte demandante, únicamente aceptaría una investigación para determinar el paradero de los niños.
“El Estado salvadoreño no ha dicho absolutamente nada, por lo que muy posiblemente en un mes o dos meses tengamos que decirle a la CIDH que seguimos adelante, que vamos a juicio”, apuntó.
Añadió que esto implicaría que el caso pueda ser conocido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), donde tiene confianza en ganar por la existencia de una condena previa en el año 2011 relacionada con el mismo operativo.
De acuerdo con García, más de 22 niños fueron “secuestrados” por el Ejército en agosto de 1982 tras el operativo denominado “Azenon Palma” en el central departamento de San Vicente.
De acuerdo con la estatal Comisión Nacional de Búsqueda de Niños y Niñas Desaparecidos durante el Conflicto Armado (CNB), abogados salvadoreños se lucraron con la desaparición forzada de menores de edad en operaciones militares durante la guerra civil, a los que dieron en adopción a familias extranjeras.
La organización Pro-Búsqueda, fundada en 1994 por el jesuita español Jon de Cortina, ha resuelto 442 casos de niños desaparecidos de 989 denuncias, y la mayoría han sido localizados con vida siendo adultos.
La CNB estipula que, de los aproximadamente 10.000 desaparecidos que las organizaciones sociales calculan se dieron durante la guerra civil, entre 1.000 y 2.000 fueron niños y adolescentes.
Según proyecciones de Pro-Búsqueda, que colabora con la CNB, en la década de 1980 fueron dados en adopción entre 30.000 y 35.000 niños, entre los que sospecha se encuentran cientos de los desaparecidos.
El Salvador fue condenado anteriormente por la CorteIDH en los casos de las hermanas Serrano Cruz (2005), Contreras y Otros (2011) y Rochac y Otros (2014).
EXIGEN ACELERAR INVESTIGACIONES
Por otra parte, cerca de una veintena de organizaciones sociales exigió este martes a la Fiscalía General de la República (FGR) avanzar en las investigaciones locales por niños desaparecidos en manos del Ejército durante la guerra civil y por las masacres.
Son más de 100 denuncias las que los sobrevivientes han presentado por violaciones a derechos humanos.
Además, pidieron al Gobierno que entregue los archivos militares relacionados con las matanzas y otros crímenes de lesa humanidad.
También llamaron al Ejecutivo de Nayib Bukele a avanzar en la gestión de la solicitud de los archivos de la Comisión de la Verdad que están en poder de las Naciones Unidas, principalmente los vinculados a la masacre de seis padres jesuitas y dos mujeres (1989) y el magnicidio de san Óscar Arnulfo Romero (1981).

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *