El Salvador reduce homicidios, pero falta claridad en las causas: ICG





Por Nelson Rentería

SAN SALVADOR, 7 jul (Reuters) – Los homicidios en El Salvador se han desplomado a niveles históricos luego de un año de gobierno del presidente Nayib Bukele, pero las causas precisas de la disminución son “poco claras”, dijo la organización no gubernamental International Crisis Group (ICG) en un informe publicado el martes.

Desde que Bukele asumió su mandato el 1 de junio de 2019 hasta fines de mayo de 2020, los asesinatos en el empobrecido país centroamericano bajaron un 51,3% interanual, según cifras oficiales, un logro atribuido por el Gobierno a una mayor presencia de policías y militares en los barrios y el refuerzo de la seguridad en las cárceles bajo control de las pandillas.

“La caída de las tasas de homicidios puede deberse no sólo a las políticas de seguridad pública del Gobierno, sino también a la decisión de las pandillas de detener el derramamiento de sangre, posiblemente a raíz de un frágil acuerdo de no agresión con las autoridades”, dijo ICG, con sede en Bruselas.

Muchas zonas de El Salvador, que en 2019 registró una tasa de 36 homicidios por cada 100.000 habitantes, permanecen bajo el control de las pandillas o “maras” Barrio 18 y su rival, Mara Salvatrucha, que se disputan a muerte los territorios en los que extorsionan y cometen otros delitos.

“No ha habido ningún acercamiento (con las pandillas), evidentemente tampoco vamos a tener ningún acercamiento”, dijo en mayo a Reuters el ministro de Seguridad, Rogelio Rivas.

El informe insta a Bukele, de 38 años y que goza de altos niveles de popularidad, a buscar entendimientos con otros sectores para garantizar los resultados de la baja de muertes, priorizar en proyectos de desarrollo en las comunidades y rehabilitar a los pandilleros encarcelados.

“Si las pandillas mantienen los bajos niveles de violencia y cooperan con las autoridades durante la pandemia (por el coronavirus), Bukele debería considerar abrir canales de diálogos locales con éstas”, indica el ICG.

Surgidas en Estados Unidos, las pandillas se extendieron en El Salvador en la década de 1990 y fueron declaradas como “grupos terroristas” por la Corte Suprema de Justicia en agosto de 2015. Se estima que actualmente más de 60,000 personas pertenecen a estos grupos. (Editado por Diego Oré)

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *