Fallas logísticas empeoraron el colapso comercial: BCE





(Bloomberg) — El comercio mundial ha sufrido durante meses ya el impacto de las interrupciones en la cadena de suministro y el Banco Central Europeo acaba de presentar una estimación de cuán graves podrían ser los daños.

Según una nueva investigación realizada por Simone Cigna y Lucia Quaglietti, economistas del BCE, la contracción del comercio mundial relacionada al impacto del covid-19 podría aumentar en 25% simplemente debido a tales fallas logísticas.

“El covid-19 ha impactado las cadenas de valor en Asia, Europa y las Américas, aumentando el riesgo de un efecto dominó que podría ampliar el colapso del comercio mundial”, dice el estudio. Advirtió que la interrupción “podría dejar un legado a más largo plazo para las cadenas de suministro mundiales, lo que llevaría a una revisión de los procesos de producción y a un regreso significativo de empresas a sus países de origen”.

La renacionalización, traer partes de los procesos de producción de regreso a casa para reducir la dependencia de proveedores, ha sido un tema polémico en lugares como Estados Unidos y Europa en los últimos meses. Pero informes separados ya han sugerido que en realidad podría afectar la actividad aún más.

Según las investigadoras del BCE, es probable que un impacto en la demanda afecte más negativamente a las economías que están más arriba en la cadena de valor, como el Reino Unido, que las que están más abajo, como México.

Esto ocurre porque la producción de México depende particularmente de insumos importados, que luego se reexportan como productos terminados. En contraste, es probable que los países posicionados más arriba, como Gran Bretaña, sientan un impacto negativo en la actividad a medida que las exportaciones disminuyen más que las importaciones.

“Los modelos tradicionales suponen que las importaciones de un país dependen de su demanda interna”, según el informe. “Sin embargo, en un mundo caracterizado por complejas cadenas de suministro internacionales, los cambios en la demanda de países del tercer mundo también son un factor determinante”.

Por ahora, las economistas del BCE ven puntos positivos en adelante, dado que un repunte en la actividad de la cadena de valor global también podría ampliar el comercio. Las previsiones más recientes de la institución proyectan que las importaciones reales mundiales (excluyendo la eurozona) disminuirán a un ritmo sin precedentes de cerca de 13% en 2020 antes de volver a tasas de crecimiento positivas de 8% el próximo año y de 4,3% en 2022.

Nota Original:ECB Explains What Made Trade Collapse Even Worse: Supply Lines

©2020 Bloomberg L.P.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *