Honduras roza los 900 muertos y 32.000 contagios por COVID-19





Sepultureros entierran a una víctima del COVID-19, en el cementerio Jardín de Paz Los Ángeles, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador/Archivo
Sepultureros entierran a una víctima del COVID-19, en el cementerio Jardín de Paz Los Ángeles, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador/Archivo
(GUSTAVO AMADOR/)

Tegucigalpa, 17 jul (EFE).- Honduras roza los 900 muertos y los 32.000 contagios por COVID-19, informó este viernes el estatal Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager).
Desde marzo, cuando se comenzó a expandir la pandemia de la mortal enfermedad, hasta hoy, el Sinager ha registrado 857 fallecidos y 31.745 casos positivos de la COVID-19.
De las últimas 1.814 pruebas de laboratorio PCR practicadas, 878 dieron positivo, a los que se suman 22 nuevos fallecimientos, según el informe del organismo en cadena nacional de radio y televisión.
El departamento de Cortés, en el norte del país, con 366 nuevos contagios, sigue siendo el principal epicentro de la pandemia, seguido de Francisco Morazán, en el centro, donde tiene su asiento Tegucigalpa, la capital, que hoy sumó 245 de los 878 casos positivos, indicó el Sinager.
Los hospitalizados, según el informe oficial, son 1.517, de los que 941 presentan un cuadro estable, 525 graves y 51 en unidades de cuidados intensivos.
El Sinager también registró 145 nuevos pacientes que han superado COVID-19, con los que la cifra ascendió a 3.565 recuperados.
HERNÁNDEZ PIDE AGILIZAR DESADUANAJE DE HOSPITALES MÓVILES
En medio de la conmoción que vive el país, que además ha visto afectado todo su sistema productivo, hoy llegaron a Puerto Cortés, en el Caribe hondureño, las facturas, al parecer las originales, de dos hospitales móviles, de siete, comprados a través de una empresa en Turquía, que arribaron el pasado día 10.
La sacada de los dos nosocomios ha demorado por inconsistencias en los primeros documentos que conoció el Ministerio Público, que investiga la compra de los siete, a un coste que ronda los 48 millones de dólares, en una operación que, según denuncias de organismos de sociedad civil, hubo corrupción.
Los otros cinco nosocomios llegarán hasta finales de agosto, según fuentes oficiales.
Sobre los dos hospitales, el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, hizo “un llamado enérgico para atender la instrucción que demanda la emergencia; a todos los funcionarios del Poder Ejecutivo responsables de la introducción, desaduanaje e instalación de los hospitales móviles, para que actúen con prontitud y ejecuten los trámites para que el pueblo pueda cuanto antes hacer uso de estas instalaciones”.
Agregó que “si los contenedores ya están en el país, deben exigir documentos necesarios para el cumplimiento al proveedor y tramitar con diligencia; respetando y colaborando con la investigación que ya realiza el Ministerio Público Honduras y los veedores”.
“Saquen los hospitales y pónganlos al servicio de los enfermos, ellos NO pueden esperar más. Cúmplase!!”, expresó el mandatario en redes sociales.
Los dos hospitales móviles serán instalados en San Pedro Sula, en el norte del país, y Tegucigalpa, las dos ciudades más importantes de Honduras, un país con 9,3 millones de habitantes, de los que más del 60 por ciento son pobres y siempre ha tenido un deficiente sistema de salud.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *