“Imposible concebir que desconociera lo que era obvio”: la lapidaria conclusión de Denise Dresser sobre las implicaciones de Calderón con García Luna





Felipe Calderón y Genaro García Luna, complicidades. (Fotoarte: Jovani Pérez Silva
Felipe Calderón y Genaro García Luna, complicidades. (Fotoarte: Jovani Pérez Silva

Este viernes la analista política y académica Denisse Dresser criticó la poca credibilidad del argumento del ex presidente Felipe Calderón al referir no saber la presunta complicidad con narcotraficantes de su mano derecha y quien fuera titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en su sexenio, Genaro García Luna.

“Decía Paul Claudel que la verdad, como la cebolla, tiene diecisiete envolturas. Y poco a poco, una por una, van cayendo las que encubrieron el gobierno de Felipe Calderón. La guerra contra el narcotráfico mal planeada y mal ejecutada. La podredumbre de la PGR y del aparato judicial y policial. La escalada de homicidios y desapariciones y ejecuciones que su estrategia engendró. Todo lo que el expresidente ha ignorado o dice que no sabía”, así comenzó su columna en el periódico Reforma.

La politóloga considera que es “imposible concebir que desconociera lo que era obvio”, por ejemplo en temas de esta supuesta lucha contra los criminales, como al realizar el montaje de la francesa Florence Cassez y define que García Luna era “capaz de mentir y manipular; capaz de encubrir y escenificar; capaz de todo”.

García Luna fue el principal artífice de la supuesta lucha contra el narcotráfico" que Calderón ostentaba destacar
FOTO: IVÁN STEPHENS /CUARTOSCURO
García Luna fue el principal artífice de la supuesta lucha contra el narcotráfico” que Calderón ostentaba destacar
FOTO: IVÁN STEPHENS /CUARTOSCURO (IVAN STEPHENS/)

“El guionista de la guerra calderonista multiplicó los montajes mediáticos con la intención de crear la ilusión de una lucha exitosa contra el narcotráfico. El modelo arrancó con Vicente Fox, se consolidó con Felipe Calderón y continuó con Peña Nieto. Y siempre ahí, sus artífices: García Luna, Luis Cárdenas Palomino, Humberto Castillejos, Eduardo Medina Mora, Alfredo Castillo, Luis Miranda Nava. Todos los hombres del Presidente en turno”, señaló.

Tildó de ser responsables el diseñar e impulsar una guerra brutal, fútil, inacabable:”El México belicista, a partir del cual las muertes sin sentido se volvieron insoportablemente repetitivas. La dupla Calderón-García Luna permitió el surgimiento de un andamiaje de políticos que protegen a narcotraficantes y narcotraficantes que financian a políticos; de criminales organizados que lavan dinero y funcionarios que los ayudan a hacerlo; de miembros del aparato de seguridad que se vuelven cómplices del crimen organizado y el crimen organizado que los soborna. La aprehensión de García Luna sólo revela lo que Calderón afirma desconocer: bajo su mando el Estado mexicano fue infiltrado por las fuerzas que decía combatir. Su gobierno reiteró que iba ganando la guerra contra los malos, cuando en realidad los albergaba”.

García Luna en EEUU

Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante la administración de Felipe Calderón, fue acusado formalmente en la fiscalía federal de Brooklyn, Estados Unidos, de liderar una “Empresa Criminal Continua” (Continuing Criminal Enterprise), el mismo delito por el que se procesó a Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo”, fundador del Cártel de Sinaloa.

Felipe Calderón y Genaro García Luna (Foto: Cuartoscuro)
Felipe Calderón y Genaro García Luna (Foto: Cuartoscuro)

En el documento oficial, donde se señalan los delitos por los que se investiga a García Luna, Ramón Pequeño García y Luis Cárdenas Palomino, identifica que la operación del Cártel de Sinaloa tenía éxito, en parte, por la colusión de funcionarios públicos corruptos.

“El Cártel de Sinaloa tenía una estructura que incluía a miles de miembros, entre ellos: (a) el liderazgo del Cártel de Sinaloa, quienes fueron los que tomaron las decisiones finales en la organización con respecto a sus actividades de tráfico de drogas y lavado de dinero, así como sus actividades de corrupción y aplicación de la ley emprendidas para preservar y proteger sus actividades ilegales; (b) personal de seguridad, que protegió el liderazgo del Cártel de Sinaloa y participó en actos violentos para promover los objetivos de la organización; (c) jefes de plaza, que controlaban ciertos territorios para el Cártel de Sinaloa y que eran responsables del transporte de drogas a través de esos territorios; (d) transportistas, como tripulaciones de barcos y submarinos, pilotos y camioneros, que transportaban drogas desde Colombia a través de México y hacia los Estados Unidos; (e) blanqueadores de dinero, que canalizaron las ganancias de las drogas de los Estados Unidos a México; y (f) funcionarios públicos corruptores, que brindaron protección al Cártel de Sinaloa a cambio de sobornos”, se lee en los cargos del Gran Jurado contra los ex servidores mexicanos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Gran Jurado de Estados Unidos acusa a cercanos de García Luna

Caso García Luna: no hay acuerdo con la justicia de EEUU y él mismo revisa las pruebas desde su celda

Caso García Luna: la heroína y cocaína decomisada al Cártel de Sinaloa servirá como prueba contra el ex funcionario de Calderón

El infame expediente García Luna: esta es la lista de acusaciones en su contra

Los nexos Calderón-García Luna: un vínculo personal y profesional indisoluble

La justicia de EEUU cerró el acceso público a los casos de Genaro García Luna e Iván Reyes Arzate

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *