Irak.- Casi el 38 por ciento de los niños iraquíes podrían caer en la pobreza por el impacto del coronavirus





27/11/2018 Reparto de ayuda a niños
POLITICA ORIENTE PRÓXIMO ASIA IRAQ INTERNACIONAL
UNICEF/OMAR WAHAB
27/11/2018 Reparto de ayuda a niños
POLITICA ORIENTE PRÓXIMO ASIA IRAQ INTERNACIONAL
UNICEF/OMAR WAHAB
(UNICEF/OMAR WAHAB/)

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Más de dos de cada cinco niños de Irak, el 37,9 por ciento, podrían caer en el umbral de la pobreza como resultado del impacto socioeconómico de la pandemia del coronavirus, según una evaluación del Ministerio de Planificación iraquí, elaborada junto al Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), el Banco Mundial y la Iniciativa sobre Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford.

El trabajo duplica la cifra de menores de edad pobres, ya que antes de que estallara la pandemia uno de cada cinco niños y adolescentes eran pobres en Irak.

Según la evaluación, 4,5 millones de iraquíes más, el 11,7 por ciento, corren el riesgo de caer bajo la línea de la pobreza debido a la pandemia. El aumento incrementaría la tasa nacional de pobreza del 20 por ciento hasta el 31,7 por ciento y aumentaría el número total de pobres hasta los 11,4 millones.

De estos, los niños y adolescentes, que constituyen más de la mitad de la población de Irak, son los que están más expuestos. A la pérdida de empleos y el aumento de precios, causantes directos de la pobreza, hay que sumar las interrupciones en los servicios básicos, que aumentan las privaciones y la vulnerabilidad de los hogares.

La interrupción en la educación, el aumento de la desnutrición y la violencia son realidades a las que los niños pobres ya se enfrentan en Irak. La pobreza, especialmente en los niños, es un fenómeno multifacético que no puede capturarse únicamente en términos monetarios.

Además, el 42 por ciento de la población iraquí es vulnerable, según la evaluación. Así, se enfrentan a un mayor riesgo, ya que se ven privados en más de una dimensión: educación, salud, condiciones de vida y seguridad financiera.

En el caso concreto de los niños, uno de cada dos, el 48,8 por ciento, está en mayor riesgo de sufrir privaciones en más de una de estas cuatro dimensiones. El trabajo también remarca que la privación en una matrícula escolar y el acceso a una fuente mejorada de agua contribuyen de manera importante a la vulnerabilidad de los hogares y los niños.

“Los resultados capturan una situación preocupante especialmente para los segmentos más vulnerables de la población”, ha señalado el ministro de Planificación iraquí, Jaled Battal al Najem, que ha afirmado que esta situación requiere una respuesta “más efectiva”, que se centre en la “protección social y las transferencias de dinero” a las personas pobres.

Además, ha considerado que la gestión en este sentido debe orientarse a “continuar e incrementar nuestras inversiones en servicios como salud y educación y en apoyar a las familias pobres, especialmente a sus miembros jóvenes, para encontrar un empleo”.

Por su parte, la representante de UNICEF en Irak, Hamida Lasseko, ha considerado que es necesario responder y hacerlo “rápido”, al tiempo que ha destacado que el organismo dependiente de Naciones Unidas ha pedido al Gobierno iraquí trabajar en este sentido. “Una inversión en los niños hoy es una inversión en el futuro de Irak”, ha zanjado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *