La Fiscalía brasileña pide a la Justicia la salida del ministro de Medio Ambiente





En la imagen un registro del ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles. EFE/Joédson Alves/Archivo
En la imagen un registro del ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles. EFE/Joédson Alves/Archivo
(EFEI0023/)

Brasilia, 6 jul (EFE).- El Ministerio Público Federal de Brasil pidió este lunes a la Justicia la salida del ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, por “improbidad administrativa” al acusarlo de paralizar la fiscalización ambiental y de desmontar las políticas del sector.
La acción fue promovida en primera instancia por doce fiscales del Distrito Federal de Brasilia y se ampara en las fuertes declaraciones de Salles durante un video divulgado de una polémica reunión ministerial con el presidente, Jair Bolsonaro, en abril pasado.
En la reunión, cuya divulgación del video fue pedida por el exjuez Sergio Moro como prueba para acusar a Bolsonaro por su salida al frente del Ministerio de Justicia, por la supuesta injerencia del mandatario, Salles manifestó que los ministerios deberían aprovechar la crisis para emitir reglas sin pasar por el Congreso.
“Las declaraciones apenas exponen, de forma clara, lo que diversos actos ya confirmaban: existe un verdadero encadenamiento premeditado de actuar contrario a la protección ambiental, caracterizando el dolo, elemento subjetivo de los actos de improbidad”, apuntó el pedido de los fiscales.
Según la petición, desde el inicio de su gestión en 2019, Salles “ha adoptado un sinnúmero de iniciativas que violan el deber de tutela del medio ambiente y desconsiderando normas y criterios científicos y técnicos que le faltan el respeto a los principios ambientales de precaución, prevención y fin del retroceso”.
De acuerdo con los procuradores, que entregaron la petición en el Octavo Juzgado Federal de la capital brasileña, Salles “promueve por medio de acciones, omisiones, prácticas y discursos el desmoronamiento de la estructura de políticas ambientales”, que favorecen “intereses” que no están relacionados con su despacho.
“En caso de que no haya una medida cautelar de su separación del cargo, existe un aumento exponencial y alarmante de la deforestación en la Amazonía como consecuencia directa del desmonte deliberado de políticas públicas para el medio ambiente, que pueden llevar a la selva a un punto de ‘no retorno'”, citaron los fiscales.
Para los responsables de la petición, “los efectos de la fragilidad expuesta de la estructura administrativa son inmediatos”, sustentados en el “avance de actividades económicas ilegales sobre áreas de selva nativa, incluidas las unidades de conservación y las tierras indígenas protegidas”.
“El cambio de normas que eran prohibitivas, la desmovilización de servidores y el desmonte de la fiscalización pueden, en muchos casos, traer efectos irreversibles”, concluyó el pedido.
El mes pasado, nueve exministros de Medio Ambiente divulgaron un duro manifiesto, en el que condenan las “agresiones” del Gobierno de Bolsonaro a los biomas, a la salud de la población y a la democracia del país y criticaron la gestión de su sucesor Salles.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *