¿Cómo maneja Google los caracteres especiales?

Siempre ha habido mucha controversia y desconocimiento sobre este tema de los caracteres especiales, así que vamos a intentar explicar de qué se tratan y como pueden afectarnos a nuestro posicionamiento.

Debido a que existen multitud de lenguajes, a la hora de codificarlos digitalmente se han tenido que desarrollar una normas de codificación con el fin de que los programas pueden leerlos e interpretarlos.

Hace más de dos décadas se decidió adoptar el estándar Unicode, que es simplemente una tabla enorme en la que están reflejados todos y cada uno de los diferentes símbolos que puedan existen.

Esta tabla se divide en diferentes esquemas de codificación, siendo el más genérico, el UTF (Unicode Transformation Format).

Habiendo entendido todo esto, llega el momento de saber cómo Google interpretará estos caracteres especiales, por ejemplo, la “ñ”, la “ll” o cualquier vocal acentuada (ya que estos caracteres no se encuentran en otros lenguajes).

Por defecto, la codificación de lenguaje para España corresponde al esquema de codificación ISO-8859-1 (Europa Occidental) aunque para evitar problemas, deberíamos de usar el estándar, UTF-8.

Independientemente de qué codificación del lenguaje escojamos, tendremos que transformar todos nuestros caracteres especiales siguiendo esta tabla, es decir, adaptarlos al estándar Unicode para asegurarnos que cualquier lector o buscador pueda leerlo e interpretarlo de forma correcta.

Una vez que tengamos nuestro contenido totalmente codificado según los estándares Unicode, tendremos que añadir las cabeceras correctas a nuestra página (de aquí extrae Google la información).

En nuestro caso, aquí tenemos un ejemplo de una página en español codificada con el estándar UTF-8.

<html xmlns="http://www.w3.org/1999/xhtml" xml:lang="es" lang="es">
<meta http-equiv="Content-Type" content="text/html; charset=UTF-8" />

Aunque pueda parecer un trabajo de chinos el tener que codificar todo nuestro contenido a un estándar de codificación, nos gustaría recordaros que existen formas de migrar toda una base de datos a otro sistema de codificación o que algunos lenguajes de programación, como PHP, disponen de funciones como utf8_encode() que nos permite codificar el contenido de una forma sencilla.

Si hemos seguido estos consejos al pie de la letra y nuestra página es XHTML válida, entonces Google ni ningún otro buscador tendrá ningún problema para leer nuestro contenido de forma correcta.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *